LA MUERTE ES MÍA, DE PILAR SÁNCHEZ VICENTE

La portada de esta novela me enamoró y el título me intrigó, a pesar de que lo segundo que vi fue la sinopsis. Trata sobre temas de actualidad: la eutanasia (el derecho a morir bien), la muerte y sus ritos como parte de la vida y al mismo tiempo objeto de comercio, la corrupción generalizada en la política y en la sociedad, la amistad y el amor. Sí, en esta novela hay una historia romántica a pesar de ser de suspense o thriller o novela negra, ya que el género se confunde en ocasiones, y hay un elemento paranormal, que personalmente preferiría que hubiera tenido más fuerza. Bien escrita y con un buen ritmo narrativo que a media novela se ralentiza para pocas páginas después resurgir y llevarnos al final casi sin respiración. Los personajes principales, casi todos mujeres, son contundentes y con fuerza. Claudia, la narradora es una tanatopractora, la primera del país, allá por 1985 y nos va contando sus primeros pasos por la profesión hasta desembocar en el nudo de la novela. He de destacar dos escenas que parecen no tener sentido son muy breves, dos páginas a lo sumo, y sin embargo, lo tienen y mucho, pues son el desencadenante del resultado final. Original por todo lo que plantea y por cómo lo hace y, por tanto, es una novela recomendable.
  
SinopsisMemento Mori se constituye como una empresa puntera en servicios funerarios y construye sobre el antiguo tanatorio una pirámide que cambiará la faz de la ciudad. Todo en su interior está automatizado, en un alarde de modernidad sin límites.
Hasta que empiezan a suceder extrañas muertes...

Claudia ha sido la primera mujer tanatopractora del país y es una autoridad mundial en el ámbito funerario, aunque su profesión no le ha facilitado las relaciones personales. Firme defensora de la eutanasia, el hastagh #LaMuerteEsMía le servirá para orquestar una campaña de inesperadas consecuencias. Y lamentará que sus deseos se hayan hecho realidad…

Rita es una mujer espectacular acostumbrada a los retos, por eso, cuando le ofrecen la posibilidad de dirigir Memento Mori, se da cuenta de que tiene entre sus manos una oportunidad única para consolidar su posición estelar.

Jaime, el hijo del fiscal, un hombre que vive obsesionado con los trenes y el cosplay, es el director del nuevo tanatorio y cree que en él podrá llevar a cabo sus sueños secretos.

La muerte es mía es una novela coral llena de personajes e intereses contrapuestos.

Comentarios

  1. ¡Hola! Parece una novela curiosa, distinta por el tema que trata y por cómo está enfocada ¿no?
    La verdad es que no la conocía, pero cómo a ti la cubierta me llama mucho la atención
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS LECTURAS FAVORITAS DE JULIO A DICIEMBRE DE 2019

CRÍMENES EXQUISITOS DE NIEVES ABARCA Y VICENTE GARRIDO

CELSIUS 232, AÑO DE LA PANDEMIA